Hace un año ya que disfrutamos de la nueva sede de Codaste, aunque solo un trimestre con todo totalmente acabado. Evidentemente se ha notado en la cantidad y la calidad de las actividades y también en el número de asistentes y de socios.

Lo que más llama la atención de esta nueva etapa es la cantidad de padres implicados en la atención de las actividades, ya sean ordinarias como preparar la merienda de los viernes y la consiguiente actividad de cocina, montar el aula de biología, mantener y cuidar los bichos, vigilar la sala de estudio… Como en las extraordinarias. Estas pueden ir desde pasar un fin de semana de convivencia aportando además su coche o colaborar con la preparación de cualquier otra actividad.

En este primer trimestre celebramos una Fiesta del Oeste para todas las familias de Codaste. Padres, madres, hijos… todos vinieron disfrazados convenientemente y debieron superar las pruebas a las que se vieron sometidos en Cod City.