Desde que comenzó el confinamiento el club Torcal no ha dejado de ser el mismo. Todos los monitores se han volcado haciendo de Torcal algo posible para los chavales del club. La formación, los juegos y las tertulias forman parte del gran plan de Torcal para este confinamiento

Los niños están muy involucrados en todos los planes. Cada semana se proponen nuevos retos que tienen que hacer. Desde estamparse la cara en harina, hasta cantar todos juntos la canción de Resistiré, en un nuevo clip que arrasa en YouTube. Todo, eso sí, con la ayuda de sus familias.

Además, como todos los viernes, hay club. Reciben una charla y pueden participar de las actividades como si estuvieran en Torcal. Se organizan tertulias por cursos vía Zoom, dónde se pueden ver las caras y es todo risa y diversión.

La formación tampoco se detiene. Pláticas con Stuart, charlas en las que los monitores exprimen a fondo sus recursos gráficos. Los preceptores se interesan por la situación de cada chico y les hacen ver que es ocasión de mejorar en la relación con sus hermanos, con los que pasan la mayor parte del tiempo, ayudar a sus padres en las tareas domésticas y no olvidar el trato con Dios.

Y todos los sábados a las 19:15 las familias de Torcal se juntan alrededor de la Virgen, rezando el rosario por la gran familia de Torcal y por la situación que nos toca vivir.

Toda la info en http://www.clubtorcal.org/