Amaneció Madrid con una temperatura agradable y un cielo dispuesto a respetar la gran fiesta. Y así fue. A las 12.00, en la capilla de la fundación Pablo VI, dio comienzo la Santa Eucaristía como muestra de agradecimiento por estos 75 años. Tuvimos la suerte de que fuera celebrada por Mons. Ramón Herrando Prat de la Riba, vicario regional del Opus Dei en España, junto con muchos de los antiguos sacerdotes que han dejado su huella en Moncloa. Acto seguido, en el auditorio de la misma fundación, tuvo lugar el acto académico en el que antiguos alumnos, director, miembros del patronato (estos dos últimos también antiguos colegiales) nos contaron anécdotas y recuerdos sobre su paso por el CMU Moncloa. Todos ellos coincidían en que el espíritu con el que un día S. Josemaría decidió fundar este gran Colegio sigue perviviendo. Al acabar, todos nos trasladamos hacia el número 3 de la Avenida de la Moncloa donde un gran banquete nos esperaba. Los más de 400 antiguos colegiales junto con sus familias, pudieron compartir recuerdos de lo que dicen ser los mejores años de sus vidas. Pero esto no es todo, pues los hijos de nuestros queridos excolegiales han podido conocerse entre ellos y disfrutar de las actividades que colegiales y animadoras prepararon para ellos. Muchos, al parecer, ya tienen ganas de venir para seguir los pasos de sus padres.

En fin, ha sido un día en el que hemos podido recordar grandes vivencias, pero sobre todo ha sido un día muy especial que recordaremos siempre.